Testing 1, 2, 3.

Gracias al apoyo del National Association of Latino Arts and Cultures hemos tenido la oportunidad de explorar el texto y probar sus posibilidades como una pieza de teatro unipersonal. ¿Puede ser "Yo era una chica moderna” una pieza teatral? Aquí le compartimos los resultados de nuestra búsqueda…

Un delirio apocalíptico. “Yo era una chica moderna” es una adaptación de la novela del escritor Argentino César Aira.
“Yo era una chica moderna” nos ofrece un espejo que refleja el lado oscuro de la psiquis femenina en contraposición a la visión clásica patriarcal de la femeneidad.
Ilustra el grave problema de violencia y la existencia caótica que es el pan nuestro de cada día en Puerto Rico.
Realísimo mágico. Horror. Mundo Onírico. Transgresión femenina. Monstruosidad urbana.

La Chica Moderna tiene un trabajo en una empresa privada multinacional, un “apartment” espectacular, una tarjeta de crédito que lo compra todo.

También tiene recuerdos de una noche de jangueo en La Calle Loíza en la que, junto a su mejor amiga Lila, comete un acto atroz que cambia el curso de la noche y su vida. ¿Intervención mágica horrorosa? ¿Ilusión inducida por la nota?

Chica moderna nos cuenta su travesía nocturna entre el caos de la violencia, las privatizaciones, la política, la prensa, la gentrificación.

Producciones Amarillo | Yo era una chica moderna

$11.00Precio